¿Cómo un Cristiano debe Defenderse del Pecado?

Mateo 12: 43-45. “Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla.
Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada.
Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación.”

Este paisaje bíblico ha sido analizado de generación en generación entre los cristianos, Sin embargo, su contexto es rechazar a Cristo:

“El espíritu impuro sale por un tiempo, pero cuando regresa, se encuentra con Cristo, no esta ahí para ignorarlo; el corazón es limpiado de forma exterior, y por esto la persona se convierte en un enemigo mas sobrio acerca de la verdad. Todo corazon es habitación de demonios, a excepción de los que verdaderamente son templos del Espíritu Santo, por medio de la Fe en Jesucristo”. (Matthew Henry)

Existe un punto destacable que debemos aprender: tenemos la necesidad como cristianos de llenar nuestro corazón con las cosas de Dios. Porque cuando regresan los espíritus malos encuentran el corazón vació…Vació de la verdad.

“Como lo describe la biblia estos se mueven en lugares secos, pero el concepto global que se tiene de ellos esta probablemente basado en la idea de que los demonios se mueven en donde las condiciones son infrahumanas, y desprovistas de las Bendiciones de Dios” ( John Nolland).

Las acechanzas demoníacas se dan de forma natural con el objetivo de desviarnos del enfoque principal que es Dios. Buscan y se alimentan de los entornos donde Dios esta ausente, tales como el entretenimiento. Actualmente los cristianos se la pasan viendo películas por ejemplo: Cincuentas sombras de Grey, Time Machine 2, La Mujer de Negro, y así sucesivamente la relación con Dios la van dejando en segundo plano. Debemos decir si seremos terreno fértil para la obra de satanás o tierra fertil donde las cosas de Dios crezcan. Efesios 4:27 nos enseña que no debemos dar lugar al diablo. Darle lugar significa permitirle poner un punto de trabajo desde donde pueda crecer su obra. Nuestra mente es el campo de batalla.

Muchas veces le pedimos a Dios que nos ayude, pero a menudo olvidamos nuestra responsabilidad de Obedecer. Tenemos responsabilidades, aunque seamos totalmente dependientes de Dios. Debemos hacer nuestra parte, pero no podemos hacer la suya. Cuando abandonamos los planes de Dios para nuestras vidas, abandonamos su cobertura, su refugio y su protección.

¿Cómo podemos posicionarnos dentro de la voluntad de Dios y no dar lugar al diablo?

Exponer el pecado.

El pecado florece en la oscuridad, pero pierde su poder y su influencia cuando es expuesto. El sitio web llamado “Liberando a los cautivos” escribió: “Cuando ocultamos el pecado, se desencadenan muchas cosas. En primer lugar esta el engaño de que podemos librarnos por nosotros mismos (Orgullo). Cuando estamos en esa posición, ya no miras al Señor para pedir ayuda. Luego, te sientes avergonzado porque sabes que vives una vida de engaño”.

Esto nos conduce al estado en que ni siquiera podemos mirar a los ojos a nuestros hermanos en el Señor dado que sus vidas nos confrontan. Una persona relato este vivo ejemplo: “A causa de la vergüenza abrumadora y la culpa que sentía, corrí hacia el alcohol para adormecerme a mí mismo porque no quería prestar atención a las mismas cosas que el Señor estaba usando para llamar mi atención. Mi corazón comenzó a endurecerse más y más. El pecado es debilitante, agotador, y paralizante … Afortunadamente, hay una manera de escapar!”

Las consecuencias de caer

Muy poco se habla de las consecuencias a las cuales nos conduce el pecado que mora en nosotros. Cuando tropezamos a menudo es debido a que utilizamos métodos carnales para cuidarnos de no pecar. Tal vez nos podamos arrepentir en el momento, pero luego volvemos a pecar. Una vez que una persona se entrega al pecado, va sentir que su vida es una carga. Y posiblemente sea esto unos de los engaños que mas utiliza el enemigo y con el tiempo, “El postrer estado de la persona resultara peor que el primero”.

Las recomendaciones mas útiles son las siguientes: Hay aplicaciones que permiten a los padres controlar los mensajes de texto que los niños envían y reciben. Claramente, existe un nivel de la libertad y privacidad que no debemos infringir. Sin embargo, la responsabilidad no es infracción. Pero la realidad es que la carne desea la libertad sin responsabilidades.

La armonía y el amor fraternal con los hermanos de la iglesia, también puede ser una gran ayuda. Incluso la biblia nos exhorta a que ayudemos al débil en la Fe. Aunque también hay supuestos “hermanos” que le pueden decir que esta bien lo que hace, y no lo corrige. Pueda ser que también ellos estén en la misma situación y puedan servir de tropiezo en su vida. Lo mas triste es que no saben que se estan alejando cada vez mas de Dios, a tal punto que su relacion con el Señor ya ha terminado. Si tiene usted este tipo de amigos, lo mejor sera apartarse de ellos. Como un viejo predicador dijo una vez: “Prefiero estar caminando solo que ir acompañado al infierno”

Evita las tentaciones que te conducen a pecar

Las redes sociales muchas veces son la causa mas comune por la cual el cristiano cae en tentación debido su contenido inmoral. El creyente puede recrear su tiempo en las cosas de Dios dentro y fuera de tiempo, es decir, no malgaste su tiempo en cosas que no le van a edificar, mas bien asista a los cultos de la iglesias o reúnase con los hermanos en la Fe. Por ultimo evite ir a lugares donde puede caer en lujuria.

“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.” Romanos 8:6

¿En que inviertes tu tiempo? ¿En las cosas de Dios o las del mundo? Esto determinara lo que realmente quieres seguir. Búscalo, Él no te fallará.

Fuente: Christian Post