¿Continúa vigente la predicación de la calle en la era del Internet?

Mi esposa Kathleen y yo fuimos a ver una película aquí en los Ángeles el fin de semana, y fuera del teatro se encontraba un predicador de la calle de una iglesia local. Me quede allí y observe las respuesta de las personas que iban y venían del teatro y la verdad es que no era muy convincente. No vi a ningún converso. Por ende me pregunto: “¿La predicación en la calle continúa vigente todavía?”. En en el cristianismo hay una larga historia en cuanto a la predicación callejera. Tomando en cuenta que era una estrategia clave de los apóstoles y hay que darle su credibilidad.

Todo comenzó con Noé ya que ciertamente trabajo en eso, luego George Whitefield (1714-1770) predico al aire libre en los mineros del carbón en Bristol, Inglaterra. Inclusive William Booth, el fundador de The Salvation Army regreso a las calles, y fundo un ministerio global en el proceso.

La gente estaba acostumbrada para aquellos días a participar con una multitud de opiniones al aire libre. En un mundo donde no existía Facebook y Twitter, era bastante común intercambiar argumentos sólidos en la plaza pública. Joe Noland un amigo mio lo hacia en el distrito de Haight-Ashbury en San Francisco para los años 60’s. Afortunadamente, habían lugares en las esquinas con el altavoz de Hyde Park en Londres (y otros alrededor de la ciudad también). Ademas, existe un ministerio increíble en Madrid conocido como On The Red Box. Trabajando desde la Puerta del Sol, en una de las plazas mas populares de la ciudad, Jacob Bock y su equipo entrenan a miles de predicadores de la calle alrededor del mundo.

La predicación de la calle, para mi opinión sigue viva, no obstante actualmente no es tan efectiva. Son raras las historias de The Red Box, ya que la mayoría de los predicadores de la calle, no entienden como es que funciona realmente. Para julio, tres predicadores de la calle fueron arrestados en el Reino Unido, por ende hay una preocupación por la libertad de expresión en muchas ciudades. (¿Quien se lo hubiera imaginado?)

Sin embargo lo mas importante es la ubicación. La gente no se detendrá en cualquier esquina para escuchar y pensar en lo que se predica. Mientras observaba fuera del cine en LA esta semana, los transeúntes estaban mas interesados en ver un película que hablar de Jesús. Así que desde el principio fue un total fracaso. Aunque Jacob Bock en Madrid, sabia donde establecerse e involucrarse con la audiencia de una manera bastante convincente. El si era un verdadero predicador de la calle.
¿Existen otros lugares? ¿Donde están los lugares donde están las universidades, cafés, plazas de ciudades u otros lugares donde la gente discute ideas, habla y se sienta?

Con esta era digital que se vive actualmente, me inclino a llevar la predicación tradicional de la calle al internet y así poder participar con la gente por medio de las redes sociales. Sin embargo si la predicación clásica de la calle es lo suyo, entonces les sugiero tomar en cuenta la ubicación y la habilidad para interactuar con extraños porque esto es están importante como tu mensaje.

Ya que sin una audiencia que este verdaderamente interesada en participar, solo confirmarías que los cristianos probablemente están locos.

La predicación callejera, en la era digital, ¿continua funcionando?