¿Qué es la Blasfemia contra el Espíritu Santo?

Este concepto de la “blasfemia contra el Espíritu Santo” proviene de los Evangelios específicamente, cuando Cristo consideró esto un pecado que no tiene perdón (Lucas 12:10, Mateo 12:32; Marcos 3:29). Lamantablemente, Cristo no especifica lo que significa la blasfemia contra el Espíritu Santo. Tal vez se hubieran aclarado las cosas si él hubiera dicho, “Quien diga estas palabras especificas o realiza este acto en especial” tendríamos una idea mas amplia en cuanto a la “blasfemia contra el Espíritu Santo”.

El Pastor J.D. Greear detalla el siguiente segmento (traducido por Blog Cristiano) Muchas personas que conocemos temen haber cometido alguna blasfemia y de esta forma han perdido su oportunidad de ser salvados. Al preguntarles que les preocupa, por lo general hacen mención a alguna combinación de rechazo e impulso del Espíritu, es decir algo completamente irrespetuoso acerca del Espíritu Santo o hacer algún pecado odioso.

A decir verdad esto no consiste solamente en una especulación ociosa para mi. En algún momento de mi pasado, pensaba que había cometido algún pecado imperdonable. También pensaba que al ver tanto la gracia de Dios, cuando pecaba horriblemente, lo mas seguro era que había blasfemado.

El popular consejo pastoral es perfecto, para este caso: Si estas preocupado de haber cometido una blasfemia, lo mas probable es que no la tengas. Ya que la idea de la blasfemia contra el Espíritu Santo incluye la eliminación de cualquier anhelo de reconciliarse con Cristo. Después de todo, es Dios, quien pone en nosotros ese deseo de volvernos a Él (Filipenses 2: 12-13). Por ende, su temor alcanzo el “punto sin regreso” y esto es una prueba clara de que no lo ha hecho. Si desea arrepentirse, el Señor siempre lo recibirá. Dios no rechaza por ninguna razón, a cualquiera que vaya a Él. (Juan 6:37).

Ed Welch brinda una respuesta bíblica y compasiva a esta pregunta, ¿qué es la blasfemia contra el Espirito Santo?, la cual yo resumiría de esta forma: La blasfemia contra el Espíritu Santo es cualquier postura endurecida y consistente contra Dios. Recordemos que todos tenemos momentos o periodos difíciles en nuestras vidas, cuando desafiamos al Señor. Sin embargo puede llegar un momento en la vida de una persona al convertirse todo esto en un desafió inflexible contra Dios y el o ella pueden negar que el Espíritu habla. En ese instante, el Señor dice: “Deseas hacer esto por tu propia cuenta? ¿Me quieres completamente fuera de tu vida? Esta bien. “Se lo diré de otra forma, el único pecado imperdonable es negarse a permitir que Dios lo perdone.

Hace un tiempo mi esposa pensó que no podía arrepentirse ya que evidentemente no estaba “predestinada” por Dios para la salvación. Ella escucho el evangelio, sin embargo no se arraigó, en conclusión el Señor supuestamente no la había elegido para creer.

Sin embargo en momentos de confusión y duda, la Biblia jamas a indicado que debemos analizar la maldad de nuestros corazones o especular acerca de la predestinación de Dios. Ya que la Biblia manda a todos a arrepentirse. “Si escuchas la voz de Dios”, explica el escritor de Hebreos, “obedece hoy”. En toda la biblia, no existe un tiempo donde una persona que regreso al Señor completamente arrepentida se le negara el perdón. Jamas.

Por ende si usted sigue en la pelea con miedo de este “pecado imperdonable”, no luchen solos. Permita que sus hermanas y hermanos en Cristo les ayuden a predicar el evangelio en las área mas profundas y negras de su vida. Pero, si estas leyendo esto ahora mismo, eres tu el que elije, independientemente de tu pasado. Existe la oportunidad y la obligación, actual de arrepentirte. Obedeciendo la voz de Dios que te salvará.