Conozca tres consejos prácticos para comprender mejor la Palabra de Dios

Muchos cristianos encuentran que la palabra de Dios es difícil de entender dado que piensan que lo leído significa algo diferente. Algunos dirán “Estoy buscando alimento en la palabra de Dios” cuando de hecho, todo viene de la boca de Dios y por ende es muy importante. Ninguna parte de la palabra de Dios está separada o es menos importante que otra.

Habiendo dicho esto, podemos hacer más fácil la comprensión de la palabra de Dios para nosotros. ¿Cómo hacerlo? Aquí daremos algunas formas prácticas para comprender más fácilmente la Biblia.

1) Leer el contexto completo

Muchas veces sentimos que un pasaje no tiene sentido. Cuando esto suceda, busquemos en todos los versos que rodean este pasaje y leamoslo en contexto. Esto verdaderamente nos ayudará a entender las cosas más fácil.

Leer la Biblia en contexto también nos ayuda a evitar errores. Si el foco lo ponemos sólo en nuestros versos favoritos o las partes que nos gustan, perderemos muchas otras lecciones y posiblemente arribaremos a conclusiones equivocadas.

2) Busquemos versos similares
También ayuda el buscar versos similares a los que estamos leyendo en el momento. Estos versos concordantes usualmente son indicados al pie de la sección en las Biblias.

Leyendo estos versos nos da una perspectiva diferente o una explicación distinta acerca del mismo tema. Esto nos ayudará a comprender mucho mejor el tópico.

Por ejemplo, hay muchos versos paralelos en los cuatro evangelios dado que todos hablan acerca del Señor Jesucristo. Leerlos nos ayudará a tener una perspectiva diferente y un entendimiento más profundo de quién es Él, qué es lo que hizo, y qué es lo que dijo.

3) Usemos una lista de concordancia
La concordancia es una herramienta muy útil que puede ayudarnos a entender mejor a la Biblia. Es una lista que cita las palabras principales de la Biblia y muestra en qué capítulo o libro aparecen y en qué verso. Es muy útil cuando estamos investigando.

La concordancia es perfecta para las palabras que no solemos conocer. Por ejemplo, si leemos la palabra “fariseo” por primera vez naturalmente no entenderemos qué es o a qué se refiere. Buscar la palabra “fariseo” en la concordancia nos llevará a una lista de versos donde dicha palabra es mencionada. Estos versos nos ayudarán a entender mejor quiénes son, qué es lo que hacían, y el rol que juegan en la Biblia.

Aunque podemos leer la Biblia y comprenderla sin la ayuda de la concordancia, teniendola a mano nos ayudará a profundizar en el conocimiento de la Biblia.

Lo más Importante

Amigos, si existe alguien que nos hará entender mejor que nadie la palabra de Dios, es el Espíritu Santo. Él es el Espíritu que nos guía a toda verdad (Juan 16:13). Pidiéndole ayuda a Él y acercándonos a su consejo hará que comprendamos la palabra de Dios mejor que con cualquier otra ayuda.

Fuente: Christian Today