Estos son los 5 indicadores que demuestran que tienes un corazón malvado

Como Cristianos, por lo general tenemos dificultades para discernir entre un corazón malvado y un pecador ordinario que se equivoca, que no es perfecto y está lleno de debilidad y pecado. Unos de los motivos por el cual no “vemos” el mal es porque nos resulta tan difícil creer que realmente existen individuos malvados. No podemos imaginar a alguien engañándonos sin conciencia, hiriendo a otros sin remordimiento, haciendo escandalosas esquirlas para arruinar la reputación de alguien, o fingiendo que está espiritualmente comprometido pero que no tiene miedo ante Dios ante sus ojos.

La palabra de Dios nos advierte en distintos versículos, que entre el pueblo de Dios hay lobos que visten ropas de oveja (Jeremías 23:14, Tito 1:10, Apocalipsis 2: 2). Es cierto que todo corazón humano está inclinado hacia el pecado (Romanos 3:23), y eso incluye el mal (Génesis 8:21, Santiago 1: 4). Todos extrañamos la marca de la perfección moral de Dios. Sin embargo, la mayoría de los pecadores ordinarios no se complacen alegremente en los impulsos del mal, ni nos sentimos bien por tenerlos. Nos sentimos avergonzados y culpables, con razón (Romanos 7: 19-21). Estas cosas no son verdad del corazón malvado.

Por ese motivo les explicare , sobre cinco indicadores de que puedes estar lidiando con un corazón malvado en lugar de un corazón pecaminoso común. Si es así, requiere un enfoque de tratamiento radicalmente diferente.

1, Un corazón malvado es experto en crear confusión y contención.
Ocultar información, Torcer los hechos, engañar, mentir, evitar asumir responsabilidades, negar la realidad, inventar historias. (Salmos 5: 8;10: 7;58: 3;109: 2-5;140: 2; Proverbios 6: 13,14; 6: 18,19; 12:13; 16:20; 16:27, 28; 30:4 ; Job 15:35; Jeremías 18:18; Nehemías 6: 8; Miqueas 2: 1; Mateo 12: 34,35; Hechos 6: 11-13; 2 Pedro 3:16).

2, Los corazones malvados son buenos engañando a las personas con su lenguaje suaves y palabras halagadoras.

Sin embargo, miras el fruto de sus vidas o el seguimiento de sus palabras, no encontrarás ninguna evidencia real de crecimiento o cambio piadoso. Es todo humo y espejos. (Salmos 50:19; 52: 2,3; 57: 4; 59: 7; 101: 7; Proverbios 12: 5; 26: 23-26;26:28;Job 20:12;Jeremías 12: 6; Mateo 26:59; Hechos 6: 11-13;Romanos 16: 17,18;2 Corintios 11: 13,14;2 Timoteo 3: 2-5;3:13; Tito 1:10,16).

3, Dichos corazones malvados anhelan y exigen control, y su máxima autoridad es su propia autorreferencia.
Ignoran cualquier sugerencia, la responsabilidad real y crean sus propias reglas para vivir. Usan las Escrituras para su propio beneficio, pero ignoran y rechazan pasajes que podrían requerir auto-corrección y arrepentimiento.(Romanos 2: 8; Salmo 10; 36: 1-4; 50: 16-22; 54: 5,6;73: 6-9; Proverbios 21:24; Judas 1: 8-16).

4, Lo típico de un corazón malvado es la manera en que juegan con la buena voluntad de las personas, a menudo superando la tarjeta de gracia.
Claman para que hagan misericordia con ellos, no dan ninguna. Exigen calidez, perdón e intimidad de aquellos a quienes han perjudicado, sin empatía por el dolor que han causado y sin una intención real de reparar o trabajar duro para reconstruir la confianza rota. (Proverbios 21:10, 1 Pedro 2:16, Judas 1: 4).

5, Ellos no tienen conciencia ni remordimiento.
No se arrepienten de sus pecados, o el mal, se deleitan en él, todo el tiempo disfrazándose de alguien de noble carácter. (Proverbios 2: 14-15; 10:23; 12:10; 21: 27,29; Isaias 32 6;Romanos 1:30;2 Corintios 11: 13-15).

A) Sus acciones horribles no deberían tener consecuencias serias o dolorosas.
En momento que te dicen, “lo siento”, te consideran el pastor o consejero cristiano el que aboga por la amnistía con la persona a la que ha perjudicado. Creen que la gracia significa que se les concede inmediatamente la inmunidad de las consecuencias relacionales de su pecado grave. Creen que el perdón les da derecho a la plena reconciliación y los presionará a ustedes y a sus víctimas para que cumplan.
La palabra de Dios nos dice en Isaias 26:10: “Se mostrará piedad al malvado, y no aprenderá justicia; en tierra de rectitud hará iniquidad, y no mirará a la majestad de Jehová. “

B) Que si hablo como un cristiano creyente del evangelio, soy uno, incluso si mis acciones no se alinean con mi conversación.
No olvidemos, que Satanás se disfraza de ángel de luz (2 Corintios 11: 13-15). Él conoce más doctrina verdadera que tú o yo alguna vez sabremos, pero su corazón es malo. ¿Por qué? Porque aunque él sabe la verdad, no la cree ni la vive.
Si escuchas la charla semana tras semana, pero no hay cambio en la caminata, tienes todos los motivos para cuestionar la relación de alguien con Dios.

¿Puede cambiar una persona malvada?

La madurez espiritual debe ser parte de nuestras vidas, como líderes espirituales es que hemos sido entrenados para discernir entre el bien y el mal. ¿Por qué es eso tan importante? Es importante porque el mal generalmente pretende ser bueno, y sin discernimiento podemos ser fácilmente engañados (Hebreos 5:14).

Sin embargo, hay muchas posibilidades de que el corazón maligno deje de aconsejarte porque la oscuridad odia la luz (Juan 3:20) y la corrección del rechazo del corazón necio y malvado (Proverbios 9: 7,8).Pero ese resultado es mucho mejor que permitir que el corazón malvado crea que estás de su lado, o que “no es tan malo” o “que realmente lo siente” o “que está cambiando” cuando, de hecho, no está .
Daniel 12:10 “Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.

Fuente: CrossWalk